Michel Uranga, conocedor y triunfador de su propia individualidad

Esta entrevista es, probablemente, un despropósito: la antientrevista. No se puede hablar con un yogui y esperar entender algo (así, ya, ahora), excepto una cosa: hay que tener la experiencia. En la socialización cotidiana no consideramos que las palabras puedan representar erróneamente hechos y sucesos, sino todo lo contrario: hechos y sucesos sirven para corroborar la validez de las palabras. En la política y la religión, las palabras inspiran mucho respeto, como si fueran más reales que la realidad que representan. Y este mundo de palabras continúa instrumentalizando todo. Michel Uranga nos propone otras verdades reveladas no-lingüísticamente. Ningún libro de cocina puede sustituir la peor de las comidas. 

Un yogui no separa el mundo de los hechos y el mundo que él ha creado; el mundo de la vida y de la conciencia se unen en la experiencia, en la sabiduría: en lo que sé por haberlo vivido. Por eso no hay separación entre el mundo y yo: cualquier acto, ya sea de violencia o de amor, es un acto de violencia o de amor hacia mí y hacia el mundo. 

Por el momento, abstengámonos de arbitrajes provisionales y entreguemos tolerancia y apertura a lo que sigue. Michel Uranga es yogui, terapeuta, maestro, amigo, emprendedor e influencer de La Habana de hoy. 



Michel Uranga, por Giselle Odette García Sanz 


Michel, ¿qué es un yogui y qué es un líder espiritual? 

Podría dar una respuesta muy comercial o muy filosófica del concepto de Yoga, pero como tu pregunta es ¿qué es un yogui?, te contestaré en una frase: Un yogui es aquel que a través de la energía del correcto trabajo, sabe usar el sentido común de manera profesional, más allá de los estereotipos y formas, más allá de la cultura y los símbolos, fuera de toda doctrina. Un yogui es ese que entendió que el conocimiento auténtico está en la experiencia de vivir intensamente hasta su propia conquista. 

Ahora, te puedo decir mi opinión personal de lo que es un líder espiritual. Creo que cualquier persona con el propósito de vivir la experiencia auténtica de ser un yogui tal como lo describí anteriormente, es o será un líder espiritual en potencia. Sería algo tremendamente orgánico. No importa si este trabaja en la religión, en la política o en el comercio. El liderazgo real siempre nace de la espiritualidad, aunque no lo sepamos, porque es el único lugar donde se origina todo lo que conocemos físicamente, y lo que no conocemos también. 

Desde la ciencia, este origen puede entenderse con el término de Éter. El Éter es uno de los cinco elementos de la medicina ayurvédica y la ciencia yóguica que componen la vida. Técnicamente, podemos entenderlo como el espacio que existe en la materia, entre átomos, moléculas, protones, neutrones, a nivel celular: en todo, realmente. Siempre debe haber espacio a todos los niveles para que la creación se manifieste. Y un líder es sobre todo un creador.

Un líder es alguien que tiene la habilidad innata de guiar. Pero no eres auténtico hasta tanto no te conviertes en un conocedor y triunfador de tu propia individualidad. Como líderes, no podemos convertirnos en Moisés, y menos en estos tiempos. Debes saber realmente cuál es la dirección correcta, y la única manera es si uno mismo la ha vivido. Un líder espiritual es ese que muestra la Verdad sin filtros. No busca complacer a nadie. Solo busca ser útil y fiel a su corazón. A este tipo de gente solo los siguen verdaderos guerreros del Amor. 

Entonces un líder espiritual no es el de una espiritualidad/denominación específica, sino un conocedor de sí mismo y creador. ¿Interpreto bien? 

Sí, interpretas bien, pues un líder religioso es otro político más. Las religiones y los gobiernos están construidos a base de doctrinas y principios. Estos, al fin y al cabo, son leyes morales. Pero la moralidad cambia con las culturas y las épocas, así que un líder espiritual no guía a través de formatos: guía a través de inspiración y autoconocimiento, que al final es el origen de toda la creación. 

Inspiración, desde la misma etimología de la palabra, viene del verbo inspiro en latín, al que se le atribuye el significado de espíritu. Así que toda guía auténtica nace del espíritu; el espíritu es entonces la fuente de todo conocimiento. Un líder espiritual, como lo reconozco yo, es un líder del conocimiento. Alguien así solamente puede guiar hacia la Verdad. Y la Verdad, como la entiendo yo, no tiene forma, ni tiempo, ni credo. 

¿Por qué habría que considerar la medicina ayurvédica y la ciencia yóguica como referencias importantes?

Es comprensible que la medicina ayurvédica y la ciencia yóguica sean referenciales. La primera significa el arte de vivir, y la segunda es la unión de la conciencia finita con la conciencia infinita. Una te convierte naturalmente en la otra. Un yogui es un artista de la vida. Y quien conoce la ciencia ayurvédica es un alquimista y, por lo tanto, un Yogui.



Michel Uranga guiando la relajación en un retiro de yoga. Foto de Rossana Reyes Rosa.


Imagino que sea difícil explicar una disciplina que es ante todo práctica, que solo conoce a través de la experiencia. ¿Qué se encuentra en una práctica regular de yoga? 

Nada. No se encuentra nada, jajaja… Ni siquiera te puedes encontrar a ti mismo, porque no somos de nosotros: somos de la Divinidad. No puedes encontrar a la Divinidad tampoco, porque ya la Divinidad te contiene. Entonces uno se pregunta: ¿para qué? Bueno, uno que ha entendido algo, o comprende para qué lo quiere, simplemente lo hace porque no tiene más opción que ser coherente con la naturaleza. El yoga te da la experiencia de lo orgánico, de lo natural. Si hay algo que puedes encontrar en el yoga, son herramientas. Nada más. Luego, estas herramientas te ayudan a recordar, si son usadas con impecabilidad y te brindan el recuerdo de lo que crees buscar. El resto se descubre en cualquier contexto de la vida. 

Mi maestro, que para nada entendía de yoga, decía: la Vía para el discípulo es su propia vida. Lo que refiere que no puedes encontrar nada en una forma en particular, sino que la conquista está en cada aliento de vida, en la presencia de cada segundo durante la cotidianidad y dentro de la experiencia del mundo. 



Foto de estudio para la energía resiliente, por Arianny Suárez Buffill: @Ari_Sbuffill.


¿Qué hace normalmente la comunidad de yoga cuando se reúne?

¿La comunidad yoga? Pocas veces me reúno con mis compañeros profesores. Creo que reunirse es especial, pero en mi caso, no es algo que me guste si no es para trabajar. Me gusta reunirme para enseñar, o para aprender en muy contados casos, porque la mayoría enseña desde el drama o las emociones, y eso no es algo que me interese. Solo me reúno con mis alumnos en contextos de clases o eventos. Practicamos, tenemos la experiencia juntos, comemos mientras hablamos de trabajo, proyectos, nada más. Todo lo más simple posible. 

Tenemos clases tres veces por semana en nuestro estudio del Vedado, y dos veces al aire libre frente al mar, en Miramar, Playa. En estos dos últimos años, la comunidad yogui que crece en torno a mis clases está haciendo un trabajo hermoso. Logramos sostener estos encuentros con la intención de aprender a ser verdaderamente útiles; primero a nosotros mismos, luego a los demás. Kundalini Yoga en Cuba va ganando conciencia. También a través de nuestros retiros mensuales, hemos creado un equipo donde la comida orgánica, el masaje yóguico y el propio yoga, están atrapando los deseos de la gente, que a su vez también nos piden actividades para sus hijos. Deseos de mejorar, de ser mejores.

¿Y las ramas del yoga? Yamas, niyamas, pranayamas, asanas, samadhi… ¿Se enseña así? 

En Kundalini sobre todo, aunque lo transmitido no necesita de esta teoría. Sin embargo, puede ser importante saber que existe. Una clase de este tipo de yoga (Kundalini) normalmente trabaja la vida desde adentro, de una manera orgánica. Acostumbramos a decir que va directo al corazón. Es algo que solo se puede entender a través de la experiencia. Entonces, puedo decir que sí trabajamos estas ramas en cada clase. El orden es solo una forma más. Cada cuerpo tiene una inteligencia que va más allá de las ramas. 

Nunca hablo de estas cosas en clases; pienso que si el yoga y el profesor son reales, estas cualidades y habilidades se van desarrollando naturalmente y sin esfuerzo, hasta convertir al ser humano en un ser completamente nuevo y regenerado, libre incluso de estas formas.



Clase de Yoga en Malecón 663.


¿Por qué practicar yoga es mejor que ver televisión? 

El televisor puede ser útil si uno es consciente de utilizarlo de manera correcta. Tiene una funcionalidad importante para esta era. Cada uno debería poder reconocer qué es lo útil y nada más. El problema de la televisión es que está diseñada para manipular las ideas y crear adicción. Adicción a toda la manipulación que ejerce. Uno empieza a dormirse más de lo que ya naturalmente está. Es un medio externo que te dirige hacia formas externas. Te aleja de la verdad. 

La Verdad no se sostiene en doctrinas ni formas. La Verdad es algo que cambia con los tiempos y las necesidades de cada cultura. 

Cuando haces yoga, lo haces con tu cuerpo, con tu mente y por Amor. Nadie lo puede hacer por ti, no entra nadie más entre la práctica, el practicante y la Verdad. Solo tienes una guía, que sería el profesor o maestro, cuya única función es darte las herramientas. El camino lo hace cada uno, desde la individualidad, para regresar a la conciencia real, la de adentro. La conciencia de las apariencias no tiene espacio dentro del yoga. Uno aprende a despertar.



Flexión atrás. Foto de Arianny Suárez Buffill @Ari_Sbuffill.


Háblame un poco más de esta era.

Desde hace algunos años, según la numerología y algunos maestros, estamos entrando en un cambio de era. El cambio, hablando de un modo práctico, está en la experiencia de la positividad y la Luz. Naturalmente, esta dirección no es para todos, sino que es la posibilidad para esos que están en sintonía, deseosos y listos para vivir la experiencia. Pasamos la era de la información y las comunicaciones intelectuales, del “yo quiero saber y tengo acceso a todas esas lecturas”; tiempos de estudiantes, dicho de otra forma. La experiencia en esta era es “yo estoy, o llévame a donde puedo vivir la experiencia”. 

O sea, hablamos de que el tiempo del Maestro es una realidad orgánica. Hay tantas lecturas de lo mismo que no vale la pena decir más. Lo realmente importante es saber cuál es la dirección correcta para ir y tener la experiencia. Es por esta razón que todas las máscaras políticas, religiosas, éticas y de moralidad, se han estado cayendo, y seguirán cayéndose. Es, simplemente, una consecuencia de la energía en la que estamos inmersos. 

Ya no hay dónde ni cómo ocultarse. Seremos descubiertos ante el intento de no vivir la Verdad. La Verdad es una energía de la que no se salvará nadie. Dos caminos; uno: la vives, dos: te mata. No hablo del cuerpo físico, me refiero a la vida y la muerte de los sentidos, quizás de la Presencia como energía. Al final, la muerte física es solo una transformación de la apariencia. Tal como lo vivimos físicamente, sucede mental y espiritualmente. Al final es lo mismo con diferente disfraz. 

¿Esta es la Era de Acuario? ¿Cómo la reconocemos?

Todo se está derrumbando. Los patrones, los paradigmas, las doctrinas, los gobiernos y las religiones. Todas estas son máscaras donde se han escondido mucha gente limitada que miente y controla por su bien personal. La Era de Acuario tiene una energía en su núcleo. La vida en este planeta se mueve a través de la energía atómica. El átomo, según la ciencia moderna, es una partícula muy peligrosa. Si se usa de una manera errada, es capaz de detonar de la manera más dramática una energía en particular. También dramática, en el mejor sentido, si se usa correctamente. Significa que todo se hará más grande en la realidad que percibimos. Significa que si esto ocurre, no hay dónde esconderse. La misma energía llevará a cada uno a su máxima expresión. Las máscaras se caerán, y es lo que está pasando. Todos van a saber quién es quién. La mentira no tiene casa. La Verdad tampoco. Entonces, chocarán y explotarán. 

Todo esto está sucediendo desde hace algún tiempo. Es solo el inicio de un nuevo camino. Para los que trabajamos en la Verdad, es una suerte. Nosotros sabemos cómo funcionan las leyes de la física, una pequeña partícula de luz es la guía en una eterna noche. Simplemente contamos con la Luz. Esta Luz se hará cada vez más grande. Será una soga robusta y poderosa que traerá cada vez más gente a esta enorme cadena. También está sucediendo, y sucede por el simple hecho de que la única naturaleza del ser humano es la libertad. Consciente o inconscientemente, buscamos la Luz. 

La Era de Acuario vive donde está la experiencia. La Era de Acuario ya no resiste más información, no le interesan las palabras: solo quiere estar y crecer en el resultado. 



Michel Uranga en retiro de yoga, por Giselle Odette García Sanz.


Por último, Michel, me gustaría preguntarte: ¿qué hay de emprendedor, educador, terapeuta, artista e influenceren un maestro de yoga, y en ti específicamente? 

No sé cuánto habrá, realmente. Sé que cada una de estas categorizaciones son atributos que siempre me encantaron conquistar. Pienso que, si vivo mi vida con Amor, con pasión y paciencia, podría entrar cada vez más y desarrollar cada una de ellas para mi utilidad y la de los demás. Las veo muy unidas. 

Me encanta esta pregunta, porque para responderte debo ser consciente de la Unidad de todas las cosas. Entonces busco y seguiré buscando mi desarrollo y completitud. Me identifico con cada uno de estos atributos, como un solo cuerpo a conquistar. 

Alguien que emprende, educa con el ejemplo. La educación es en realidad sanidad, si no hay doctrinas ni creencias. Entonces estamos hablando de terapia: mejoría constante de la salud. Estas categorías anteriores te convierten en un artista: alguien que crea, que vive por la inspiración y crea bienestar en sí y para los otros, es un artista. Naturalmente, estas conquistas te convierten en un foco de atención para esos que están esperando la oportunidad. El ejemplo guía más que la palabra. La presencia es el mejor maestro. Eso es influencia. Yoga es unión, si estamos en yoga como experiencia de vida, alcanzamos ciertas habilidades, lo que permite manejar estas cualidades de una manera práctica. 




Greta Reyna

Greta Reyna: “La felicidad como un círculo infinito”

Katherine Perzant

“El arte como necesidad, un órgano más del cuerpo, un medio que tengo para hacer catarsis, drenar el día a día y a la vez meditar. Mi trabajo nace de lo fortuito, de ese azar concurrente que se vuelve búsqueda y encuentro a su vez”.





2 Comentarios
  1. Muy buena entrevista, bien conducida.
    Sabio y práctico Michel, ese es él, así al natural.
    Es alguien a quien admiro de verdad y sus logros los disfruto mucho, me río con alegría con su desarrollo.
    No te detengas querido amigo.
    Un shantiabrazo muy fuerte 🤝🙏

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.