Volar rompiendo el techo

Con motivo del año que llevamos de Covid-19, Hypermedia Magazine ha despachado las siguientes preguntas a un amplio grupo de escritores cubanos:

1) ¿La pandemia ha modificado sus hábitos y/o métodos de escritura? ¿De qué modo?

2) ¿Han variado este año sus hábitos de lectura? ¿Ha leído más? ¿Ha leído menos?

3) ¿Cuáles han sido las lecturas (títulos, autores, plataformas) más reveladoras durante esta pandemia?

4) ¿La nueva situación global le ha inspirado algún proyecto literario?

5) Cuéntenos cómo es actualmente un día en su vida de escritor(a).

Compartimos con nuestros lectores los mensajes que retornan a nuestro buzón.




Encontré el siguiente propósito de un tratado florentino del siglo XIV: “Trabar con cadáveres las ruedas del carro de la peste”.

Cuando cerraron las librerías y las bibliotecas y ordenaron confinarse en casa, me pregunté qué libros iba a leer entonces. Busqué uno que durara tanto como calculaba que duraría el confinamiento, y volví a Las mil y una noches. Pero lo abandoné en la historia del Rey de las Islas Negras, porque ahí me di cuenta de que no tenía suficientemente olvidadas aquellas historias como para ponerme a releerlas.

Leí una biografía de Dante y una de T. S. Eliot. Leí una novela que Ronald Firbank escribió hace un siglo en La Habana. Leí una historia de los reyes Tudor. Volví al libro de Hannah Arendt sobre las revoluciones. A un recuento de cómo Lenin mandó al exilio dos barcos de filósofos e historiadores a los que consideró indeseables.

Con la ayuda de una guía que la comenta poema a poema, leí toda la poesía de Wallace Stevens.

Dejaron pasear durante unas pocas horas y recuperé la costumbre de aprender de memoria poemas mientras ando. Canciones también.

¿Y el trabajo de escribir?

Escribir siguió siendo más o menos lo mismo.

Ahora empiezan en Madrid nuevas restricciones y se discute la conveniencia de volver al confinamiento. Hay días en que uno quisiera atravesar el techo y salir volando. Mircea Eliade se ocupa de estos vuelos y recopila ejemplos de místicos chinos, indios y mongoles. Según Eliade, la ruptura del techo y el vuelo por los aires son imágenes de cómo acceder a un modo de existencia impensable y paradójico, el de la libertad absoluta.

Nunca antes había pensado en esa clase de viajes como ahora.


Antonio José Ponte.

Antonio José Ponte.




Margarita Mateo Palmer

De mi barrio y sus más de treinta avatares

Margarita Mateo Palmer

¿Cómo vive un escritor privado de su trabajo? ¿Cómo seguir viviendo en un país donde pierdes el trabajo por expresar opiniones políticas consideradas no correctas? ¿Puente de zinc o de plata para el exilio? ¿Cuánto talento se ha perdido o frustrado de muy diversas maneras en estos años?





Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.