Coronavirus vs. Baby Boomers


Paolo De Aguacate está corona’o. A lo Alfa y Lil Pump: “ruleta en una camioneta”. Le tocó el corona’o nownownow

Le picó la recontra flu conducta. La pandemia trending topic: El COVID-19. 

Hace menos de un mes que retornamos de nuestro viaje por Perú. Atravesamos La Habana, Panamá, Lima, Ayacucho y all the way back. Sin nasobucos y sin audiencias sanitarias alarmantes. No habíamos tenido contacto alguno con itacos ni asiáticos. Pasamos emigración. Ingresamos a nuestra “Cubita la bella” clean, como las curitas. 

Especulé: el COVID-19 no quiere a los cubanos, no le interesamos. Somos especímenes nefastos, tubos de ensayo insuficientes: no tenemos visas, no somos ciudadanos del mundo. No cimentamos su campaña de viralidad. En todo caso, la boicoteamos. Si el CORONA arriba a Cuba, perece en Cuba. No puede turistear, el pobre. Autoflagelación para el virus, ¡sacrilegio! 

¡Contra Cuba, nada! Caquita. 

No obstante, las teorías sobre la ubicuidad del CORONA lograron alarmarnos al Pao y a mí. El virus podía viajar en los paquetes de Aliexpress. “¡Peligro!”, nos decían en Lima, “no abran los paquetes que provienen de China. Si se ensamblaron allá, ¡don’t touch nada!”.

Nos vendieron, como remedios para el fortalecimiento del sistema inmunológico (durante el viaje de regreso): sopas de murciélagos, cocaína y sorbos de agua de maíz cada 15 minutos. 

Nos alentaron a hacernos pruebas de diagnóstico cada mañana, con el siguiente método: inspirar profundamente y retener el aliento por 10 segundos, como recomendaban en Taiwán hace 4 semanas. 

A este credo se sumaron otros como: 

  • Lavarse las manos con orina infantil. 
  • El uso de lámparas ultravioletas para esterilizar manos u otras partes del cuerpo.
  • Rociar todo el cuerpo con alcohol o cloro para matar los virus que ya han entrado en el organismo. 
  • Utilizar ajo, jengibre y yerbas aromáticas para protegerse.
  • Evitar la comida picante, la comida china y tomar mucha vitamina C. 
  • Tomar antibióticos para prevenir y tratar la infección. 
  • No tomar analgésicos ni antiinflamatorios, excepto paracetamol. 

En caso de infección:

  • Los secadores de mano matan al virus.
  • Puede transmitirse a través de objetos como monedas y billetes.
  • Puede alcanzar una distancia de 8 metros si alguien tose o estornuda.
  • Las vacunas contra la neumonía funcionan contra él. 
  • El humo de los fuegos artificiales y petardos se utilizan para matarlo. 
  • El aceite de sésamo ayuda a eliminarlo de tu cuerpo. 

Pero al final: ¡bullshit, pinga! Puros bulos, pues. Falsas creencias. Patrañas del COVID y de su imperio en la World Wide Web. 

Para seguir leyendo:

[ Coronavirus vs. Baby Boomers ]

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.