Uber Cuba 0104

Me quedé dormido dentro del carro y tuve una pesadilla breve, pero muy atiborrante. Como cada vez que sueño en inglés y, sin embargo, sé que en realidad es un sueño secretamente en español.

Me vi I saw myself running down a long, dimly lit alley. Corriendo por un callejón largo y muy mal iluminado, mientras gente sin cara faceless shadow-people se asomaba por unos huecos de las paredes, leaned out of holes in the walls, gritando y apuntando hacia el cielo, yelling and pointing toward the sky.

I tried to stop. Traté de parar, de levantar la cabeza y mirar a lo alto. To raise my head and look up, pero mis piernas seguían moviéndose y el cuello no me respondía, but my legs kept moving and my head wouldn´t turn.

De pronto suddenly, el estruendo se convirtió en el aullido de unas sirenas, the din became the wail of sirens, y los dedos que apuntaban me empezaron a disparar and the pointing fingers began shooting at me.

Agarré a uno de esos dedos, I grabbed at one of the fingers y se desprendió en mi mano, it came off in my hand. Mis gritos my screams ahogaban drowned out the sirens a las sirenas, and I woke up y entonces me desperté soaked chorreando sudor with sweat, wondering preguntándome en dónde diablos where the hell yo I was estaba.

Coño, me dije. El exilio está acabando conmigo. La tristeza ha hecho trizas hasta mi lenguaje. Nunca más voy a manejar esta mierda de carro tan tarde. No vale la pena ganarse cuatro pesos más y de pronto soñar estos sueños de panteras negras presas en Cuba. 

Porque esto es lo que fue, en definitiva, aunque no lo parezca. La pesadillita muy breve, pero atiborrante, de una lengua lejana como el inglés y que, sin embargo, sé que secretamente es un sueño irrealmente en español.

Hace tanto que me he ido, cubanos. Long time gone.




Cine Erie, Uber Cuba 0103, Orlando Luis Pardo Lazo

Uber Cuba 0103

Orlando Luis Pardo Lazo

Por algún efecto o defecto de exhibir aquellas películas importadas desde la Libertad hasta la Cuba cárcel, las imágenes tenían siempre un corrimiento hacia el azul.


No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.