Etiqueta: Policía Nacional Revolucionaria

Tania Bruguera

Contra el Ego Nacional

Este gobierno ha sido la mejor fábrica de disidentes que ha tenido Cuba. Mejor que cualquier agencia de inteligencia extranjera. Este mes han sobrecumplido con creces su producción de inconformes, de gente harta y de indignados. El diálogo está en marcha. Ya nadie está pidiendo permiso ni esperando por nadie.

¡Viva el 10 de octubre! - Ray Veiro

¡Viva el 10 de octubre!

El pasado 10 de octubre el gobierno organizó ridículos actos de repudio contra intelectuales, periodistas y artivistas. El día que se celebra la independencia de Cuba. Carlos Manuel de Céspedes libera a sus esclavos y, 152 años después, la policía política cubana pone cepos al que piensa diferente, al que se rebela o alza la voz.

Tertulia de calabozo - Omara Ruiz Urquiola

Una tertulia en el Vedado

Cuatro mujeres de diferente apariencia, igualadas en 3×2 metros, ninguneadas y puestas a disposición de un entramado opresivo que no debe responder ante nadie, solo perdurar. Es complejo ordenar los diálogos; han pasado meses y recordar es tan doloroso un día como al siguiente.

Querida PNR - Jesús Jank Curbelo

Querida PNR

Hansel Hernández perdió una pelea desigual y polémica de piedras contra balas. Nada pasa con los policías cuando fallan. Nada pasa con el “pueblo enardecido” que comenta en Cubadebate que Hansel Hernández murió como debía, y que es una alimaña menos que alimentar. Nos está consumiendo el odio.

silencio

Los silenciosos sobreviven

Los silenciosos pican el ticket para el tren que sale de la estación 27 de Noviembre, venden coquito prieto, son insomnes, son trans, son papagayos con la lengua cortada, cuentan las monedas y van agarrados de la puerta en un P9 con olor a pudrición. He aprendido que en esta fábula de absoluto silencio no está pasando nada.

La Habana de Frankenstein, Ricardo Alberto Pérez

La Habana de Frankenstein

El éxodo del Mariel estaba calientico, todo era nostálgico, todo estaba eclipsado por la fuga inesperada de tanta gente. Era un entorno comprometido a una comparación constante con aquellos que ya no estaban: el mejor que bailaba rock, el más fanático a Deep Purple, la más loca, la más rubia, y así sucesivamente.