2 Comentarios
  1. Espero que continúe ofreciendo esta suerte de diario, desde la misma honradez y talento expresivo que desde hace décadas admiro. Mucho me gustaría que hablara de cómo se hizo militante del Partido Comunista y cómo después, creo, entregó el carnet. También de su amistad con altos gendarmes del régimen, como Abel E. Prieto. Gracias a Hipermedia por publicarlo. Y sobre todo a Maggie por las reflexiones, reticiencias y recuerdos que suscita.

  2. Sorprende leer a la profe en su nueva postura desenfadada de paneo socio-político por el entorno. Hay que celebrar que nunca es demasiado tarde para rectificar el pánico sobrecogedor que la obligó a enmudecer ante tanta injusticia atestiguada. Lo dijo el comisario de turno, y salió del “querido coma-andante” a quien jamás contradijo. Salud, querida y respetada intelectual. Sus ensayos nos sirvieron de saya. Cuídese

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.