Lunes de Post-Revolución

Cada lunes, OLPL transcribe la historia fotogénica de la Revolución Cubana. Póstumas fotos del naufragio. Utopía de píxeles. Sin patria, pero con amor.

ping-pong-fuera-fidel-castro-lee-lockwood

Ping pong fuera

Miren esos ojos, compañeros, perdidos en la luz de la ventana o los raquetazos del Jefe. Destilan presencia y orgullo. Son biología hecha voluntad. Irradian ideas de un futuro con ínfulas de inmortalidad. Todo pulcro, todo positivo: fe, fuerza, fascismo.

por-favor-no-tardes-edificio-focsa-la-habana

Por favor, no tardes

No sería de extrañar que, algunas de las manos pías que prendieron o apagaron las luces de sus apartamentazos para representar la cruz cubana de esta foto de lunes, menos de tres meses después hubieran “ajusticiado revolucionariamente” a una “alimaña sangrienta” en “su propia madriguera del Palacio Presidencial”. Con familia y todo, ese era el plan pacificador.

cumpleanos-de-cristal-orlando-luis-pardo-lazo

Cumpleaños de cristal

Eran los años 70 del socialismo cubano. La miseria aún no conseguía convencernos de ser miserables. Era demasiado pronto todavía. Recién acabábamos de nacer y nuestros padres apostaban por una generación más, por favor, una más. Antes de reconocerse tristes de remate, con esa tristeza tan típica de las utopías.

suastica-sentimental-orlando-luis-pardo-lazo

Suástica sentimental

Podría ser La Lupe, poco antes de exiliarse hacia su ‘larghetta e spiritosa’ conversión evangélica. O Daisy Granados, que apenas estrenaba su carrera como diva del Titóntalitarismo insular. En cualquier caso, es idéntica a una de esas ninfas analfabetas que pululan por las novelas trestristestigresinas de Guillermo Cabrera Infante.