Columnistas

Little Girl Lost, Martica Minipunto

Little Girl Lost

Pienso en Paul B. Preciado defendiendo la infancia de un niño queer. Pienso en Tracey Emin hablándole a los imbéciles de Margate. Yo nunca fui niña puta, ni niña marimacha, ni niña boba: yo fui una niña mujer.

putería en bandeja, alberto garrandes

Putería en bandeja

En el traspatio de los baños públicos había una puerta que conducía a unos cubículos rústicos destinados a encuentros sexuales rápidos. Quien quería hacer algo, pagaba. Y quien solo quería mirar, pagaba mucho más.