Carta de amor

Este poema-epístola de Sylvia Plath, tras el cual no es difícil adivinar los avatares de su tortuosa relación con el también poeta Ted Hughes, es mi preferido de toda su obra. Lo notable, más que el tono reivindicativo que cautiva a la legión de lectoras y escoliastas feministas, es la imaginería de la metamorfosis reseñada al parecer, para su psiquiatra, ese doctor Beuscher que aparece como el benevolente Dr. Nolan en The Bell Jar. A mí me recuerda, también, la novela Revolutionary Road de Richard Yates. Si tenemos en cuenta que cuando lo escribió, a finales de 1960, ya Plath había pasado por varias sesiones de electroshoks, el poema adquiere, también un aura de lúcida desesperación.


Carta de amor

No es fácil decir cuánto me cambiaste.
Si ahora estoy viva, entonces muerta estuve,
aunque, como una piedra, imperturbable,
quieta en mi sitio, como de costumbre.
No me moviste un ápice, tampoco
me dejaste apuntar mi ojo deforme
de nuevo al firmamento; sin esperanza, claro,
de asir el vasto azul o las estrellas. 

No fue así. Digo que me dormí, como serpiente
camuflada, negra roca entre rocas, 
en el blanco hiato del invierno;
igual a mis vecinas, sin sentir
los placeres de un millón de mejillas
perfectamente cinceladas y listas
para fundir las mías de basalto. Hubo llanto, 
unos ángeles llorando por los tontos, 
sin convencerme. Sus lágrimas helaban. 
Cada cabeza muerta con un yelmo de hielo. 

Dormí como si fuera un dedo roto.
Fui primero aire puro, y fui las gotas 
encerradas alzándose en rocío,
límpidas como espíritus. Muchas piedras
densas e inexpresivas me rodeaban.
No supe bien qué hacer con todo eso. 
Relucí como mica, desplegada,
fue como si yo misma me vertiera,
igual que algún fluido entre las patas 
del pájaro y los tallos de las plantas. 
No fui engañada, te calé enseguida. 

Piedra y árbol brillaron, sin las sombras.
Como un cristal lució mi nueva altura.
Empecé a florecer como una rama en marzo:
un brazo y una pierna, y otro, y otra.
De piedra a nube, entonces, me elevé.
Ahora parezco una especie de dios,
floto en el aire tras mudar de alma, 
tan pura como lámina de hielo. Eso es un don.


Love Letter

Not easy to state the change you made.
If I’m alive now, then I was dead,
Though, like a stone, unbothered by it,
Staying put according to habit.
You didn’t just toe me an inch, no-
Nor leave me to set my small bald eye
Skyward again, without hope, of course,
Of apprehending blueness, or stars.

That wasn’t it. I slept, say: a snake
Masked among black rocks as a black rock
In the white hiatus of winter-
Like my neighbors, taking no pleasure
In the million perfectly-chiseled
Cheeks alighting each moment to melt
My cheeks of basalt. They turned to tears,
Angels weeping over dull natures,
But didn’t convince me. Those tears froze.
Each dead head had a visor of ice.

And I slept on like a bent finger.
The first thing I was was sheer air
And the locked drops rising in dew
Limpid as spirits. Many stones lay
Dense and expressionless round about.
I didn’t know what to make of it.
I shone, mica-scaled, and unfolded
To pour myself out like a fluid
Among bird feet and the stems of plants.
I wasn’t fooled. I knew you at once.

Tree and stone glittered, without shadows.
My finger-length grew lucent as glass.
I started to bud like a March twig:
An arm and a leg, and arm, a leg.
From stone to cloud, so I ascended.
Now I resemble a sort of god
Floating through the air in my soul-shift
Pure as a pane of ice. It’s a gift.






5 Comentarios
  1. Es craso el error en la traducción, sobre todo en la primera estrofa. No es el otro el que cambia, sino el sujeto lírico, la poeta, ella.
    Not easy to state the change you made. No es fácil decir-declarar-constatar el cambio que provocaste-hiciste-cómo me cambiaste-lo que cambiaste (en mí).
    You didn’t just tow me an inch, no-
    Nor leave me to set my small bald eye
    Skyward again, without hope, of course,
    Of apprehending blueness, or stars.
    Y estos versos por supuesto no son un reproche, ni una queja, sino descripción del estado, continuando el símil de la piedra, y dejando claro que quien incide, quien induce el cambio, no la deja en ese estado. No es que me remolcaste solo una pulgada, no-/ni que me dejaste poner mi ojillo calvo/apuntando al cielo otra vez, sin esperanza, claro/ de aprehender lo azul, o las estrellas. La ultima oración del poema es debatible, pero la palabra gift, don-regalo-ofrenda, inevitablemente me recuerda otro caso de lesa traducción, cometido por Edelmis Anoceto contra Frost.
    Ah, hay una errata en el 5to verso, segunda estrofa, del original inglés.

    1. Hola, Zenón,
      En el primer verso, la poeta se habla a sí misma, por supuesto. “No es fácil expresar cómo has cambiado”, es una declaración que se hace a sí misma. Lamento que pueda confundirse con una interpelación a otra persona, intentaré corregirlo.
      A partir de ” You didn’t just tow me an inch…” sí hay una interpelación, un reproche al otro.
      La versión en inglés, sí, es la de Allpoetry. No la confronté con la edición original, mea culpa. Pero serán debidamente corregidas las erratas. Gracias por avisar,

      E.

  2. En cuanto a erratas en el poema en ingles que aquí se presenta y traduce, hay varias más. Al parecer se tomo este “original” en inglés del sitio web All Poetry (https://allpoetry.com/Love-Letter), el cual ya desde su diseño hace desconfiar en cuanto a lo fidedignos que puedan ser los poemas allí presentados. Esta suposición de la fuente la hago considerando la coincidencia en las erratas. Para consultar el original de Sylvia Plath he usado The Collected Poems, editado por Ted Hughes, colección que fuera galardonada con un Pulitzer en 1982 ( en la edición de Harper Perennial Modern Classics de 2008), así como la copia digitalizada de la revista Poetry (March 1962), que aparece en la página web Poety Foundation (https://www.poetryfoundation.org/poetrymagazine/browse?contentId=28958).
    Correcciones debidas:
    1ra estrofa 5to verso debe ser : You didn’t just toe me an inch, no- (no tow sino toe)
    2da estrofa 5to verso debe ser : (veo que ya se corrigio) : In the million perfectly-chiseled
    3ra estrofa 7mo verso debe ser : I shone, mica-scaled, and unfolded (no mice sino mica)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.