Néstor Díaz de Villegas está equivocado - Alfredo Triff

Néstor Díaz de Villegas está equivocado

Recibo un artículo de Néstor Díaz de Villegas, vía email, y reviso su contenido: sí, no, sí, no, no, no. Muchos más NOes que SÍes. El poeta se ha lanzado con la pira en la mano, y es una pira peligrosa. Derroche de retórica y euforia, pero poco argumento. Se ha esfumado el crítico perceptivo y se asoma Torquemada.

Diario desde este lado del charco - Kiko Faxas

Diario desde este lado del charco

En febrero estábamos todos en Madrid: Leandro, Raychel, Llópiz, Novo, Benjamín… Un montón de colegas. Habíamos coincidido por ARCO y andábamos de fiesta, compartiendo cigarros, cervezas en el mismo vaso, y probablemente ya con el coronavirus circulando en la ciudad. Nadie lo sospechaba, nadie lo tomaba entonces en serio.

En el castillo de Axel - Pablo de Cuba Soria

En el castillo de Axel

Conocida en la primera mitad del siglo XX como la Oil Capital of the World, Tulsa alberga en la University of Oklahoma gran parte de los manuscritos de Cyril Connolly y Edmund Wilson. Las letras de ambos escritores descansan en anaqueles contiguos, partícipes de una larga conversación.

Beef astrológico feat. La Mamarracha

La mamarracha es, primero que todo, una nativa digital; luego, una pitonisa millennial que rehúye dogmas de astrología determinista. Aquellos que simpatizan con su horóscopo mamarracho reconocen un abordaje estético particular, basado en el tono frívolo, el sentido del humor y la ironía frente a la proverbial trascendencia de la adivinación.

Aislamientos y encierro: temas recurrentes del cine cubano - Joel del Río

Aislamientos y encierro: temas recurrentes del cine cubano

Recluidos en la Isla y desesperados en busca de un escape, emergen los protagonistas de Nada (Juan Carlos Cremata, 2001), Personal Belongings (Alejandro Brugués, 2007) y Santa y Andrés (Carlos Lechuga, 2016). Pero hablando de inmovilidad y clausura, el cambio se compulsa hacia adentro en Lista de espera (Juan Carlos Tabío, 2000).

Diario desde este lado del charco - Kiko Faxas

Diario desde este lado del charco

En febrero estábamos todos en Madrid: Leandro, Raychel, Llópiz, Novo, Benjamín… Un montón de colegas. Habíamos coincidido por ARCO y andábamos de fiesta, compartiendo cigarros, cervezas en el mismo vaso, y probablemente ya con el coronavirus circulando en la ciudad. Nadie lo sospechaba, nadie lo tomaba entonces en serio.

Bacurau, tierra en trance - José Luis Aparicio Ferrera

Bacurau, tierra en trance

Entrada la noche es la hora del bacurau, una más entre las presencias fantasmales del desierto brasileño. El bacurau se muestra solo cuando quiere, como un arañazo apenas perceptible que atraviesa el crepúsculo. Este pájaro inasible está en peligro de extinción, al igual que la cultura brasileña.

Cabeza - Poesía - Ramón Hondal

Cabeza

En este áspero suelo se arrastra todo cuerpo y hace sonar su prótesis / camina escribe dibuja una letra reconstruida / una / armada de carencia / toma el zapato y ve el pie adentro / ve el paso donde el pie queda / tieso paso firme / mientras la cabeza avanza con cinco sentidos en alto / allá arriba / ajena al suelo áspero sucio

Sobre el falso nacionalismo cubano - Justo Antonio Triana

Sobre el falso nacionalismo cubano

Los murales de gatos y negros bembones que hoy en día inundan el casco histórico de Camagüey (y que el tiempo, gracias a Dios, ha ido borrando) no tienen una gota de cubanidad. Son, única y exclusivamente, la idea del falso nacionalismo rellenando monederos: el falso nacionalismo a merced de una falsa nación.

Tahar Ben Jelloun - Vivi Alfonsín

Tahar Ben Jelloun: 812 160 minutos de plomo

Tahar Ben Jelloun ha necesitado muchos años para escribir El castigo, libro que sigue el tortuoso recorrido autobiográfico del escritor en 19 meses de confinamiento. 564 días. 13 536 horas. 812 160 minutos de plomo. Como minúsculas balas, minúsculas celdas, minúsculas e interminables noches.

¡Fuckcentrismo! Raulito Bazuk, cocinero alfa - Solveig Font

¡Fuckcentrismo! Raulito Bazuk, cocinero alfa

Coincidí con Raúl Hernández el día que adoptó el nombre de Raulito Bazuk, y el día que su madre y él nombraron su restaurante: Grados. Esta conversación para Hypermedia Magazine comenzó en febrero y la terminamos por estos días de cuarentena. Pese al cierre de todos los restaurantes del país a causa de la pandemia, Bazuk es optimista.




Lo más reciente

¡Feliz fin del mundo! - Edgar Pozo

¡Feliz fin del mundo!

100 Dinge, de Florian David Fitz, narra un mundo consciente de que no podrá mantenerse como está durante mucho más tiempo. Comparte con la cinta Parásitos una suerte de enfoque profético sobre la necesidad de pasar página en la historia. Cuando las cosas se ven tan claramente es porque están a punto de irse. Así ha sucedido.




De la palabra fraterna - Rafael Almanza

De la palabra fraterna

Hoy en día, gracias a las redes informáticas, pudiera haber un debate y referéndum permanentes sobre todas las cuestiones importantes. Pero a muy poca gente le interesa eso. A la gente les interesa que los especialistas en bienestar público les garanticen el bienestar personal. Para que haya democracia tiene que haber demócratas, y eso es lo que no hay.

Noel Dobarganes contra el silencio

Noel Dobarganes contra el silencio

La poética de Noel Dobarganes es toda una declaración de principios que alude a la regencia de los criterios de valor, de sus usos instrumentales y oportunos y a la ventaja de ser frente a las circunstancias de parecer. Es una obra que se construye al margen de la estrepitosa ansiedad por figurar en los espacios de poder.

La dieta de Adele - Lesstúpida Cubana & Paolo De Aguacate

La dieta de Adele

Probablemente el mayor escándalo noticioso en tiempos de COVID-19 sea el sorprendente cambio físico de Adele, la archiconocida cantante inglesa. Aquello de “barriga llena corazón contento” quedó en el olvido. La faceta healthy de Adele y perder 45 kilos en tiempo récord ha sido la noticia más viralizada de este mes en Instagram: millones de likes.

Paseo por El Valle

Paseo por el Valle

En Cuba, esta Isla tan caliente, tan paradigmática y tan cultivada, la sazón y razón se han perdido.
La gente prefiere ser picante en las redes. Nadie está comprometido a plasmar la carita en una movilización popular por sus derechos, pero sí con postear foticos, andar cazoleando y breteando mierda.
Entonces: que se piquen las redes. No es fuego, qué va: ¡es TERROR (en las redes) con to’ el mundo!