Mariza Bafile: “Siempre sentí que mis raíces eran líquidas”

Mariza Bafile es la autora de novelas como Notturno (2009) y Memorias de la inconformidad (2017), esta última escrita a dos manos con el dramaturgo Enrique Bravo. El paso del idioma italiano al español es una metáfora de su propia vida: de familia italiana, Bafile nació en Caracas, Venezuela, pero tuvo que volver pronto a Europa debido la persecución que comenzó a sufrir su familia después de que su padre iniciara una campaña periodística para encontrar a siete sicilianos desaparecidos durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez (1953-1958). 

A Bafile, sin embargo, la temprana experiencia de desarraigos múltiples no la detuvo. Ella misma se presenta como una defensora de los derechos de los migrantes, y buena parte de su producción periodística la ha dedicado al tema. Entre todos los sucesos que conforman su vida como escritora y activista, llama la atención su elección como diputada para el Parlamento italiano en representación de las poblaciones italianas de la América Meridional.

Bafile vive actualmente en Nueva York, a donde llegó hace más de cinco años para acercarse a su hija, y desde donde también comenzó a hacer periodismo. Como su padre antes que ella, Bafile se involucró en la creación de espacios a favor de la representación incluyente de las y los latinoamericanos en la cultura estadounidense. De ese interés nació ViceVersa Magazine, una revista digital y bilingüe que se autodefine como espacio del “talento y excelencia latina en el mundo”.

La escritora ha asegurado que, entre todos los movimientos de su vida, en esa liquidez de sus raíces, encontró un espacio de salvación en la palabra. La escritura y la lectura han sido para ella ejercicios terapéuticos. Su trabajo creativo abarca diversas experiencias asociadas al lenguaje, entre ellas la traducción. Ha traducido al italiano varias obras, entre las que destacan Acuérdate del escorpión (Ricordati lo scorpione), novela del peruano Isaac Goldemberg.




Imaginar países

En Amazon


Autoras entrevistadas: Lina Meruane / Kelly Martínez-Grandal / Mariza Bafile / Ana Teresa Toro / Jennifer Thorndike / Franky Piña / Osiris Mosquea / Rose Mary Salum / Anjanette Delgado / Lila Zemborain / Melanie Márquez Adams.





En tu reciente libro, Memorias de la inconformidad, el personaje de Sofía comienza contando su estancia en Italia con una voz venezolana. ¿Dirías que este personaje refleja tu mirada literaria?

Cuando mi hija era pequeña escribí para ella un cuento cuyo protagonista era un niño que había nacido en un barco en medio del océano. Ese niño es un reflejo de mi identidad. Siempre sentí que mis raíces eran líquidas, que pertenezco por ratos y en parte a un país, a un idioma, a una cultura, a sabiendas de que todo eso puede cambiar con la fluidez del agua.

Viví el dolor del desarraigo cuando, por primera vez, fui a Italia con mi mamá y mi hermano Mauro. Tenía 4 años. Mi papá había fundado en Venezuela el diario La Voce d’Italia, y estaba realizando una investigación periodística para encontrar a siete sicilianos desaparecidos durante la dictadura de Pérez Jiménez. Tras recibir muchas amenazas, dirigidas también a nosotros, los niños, tanto él como mi mamá pensaron que era mejor alejarnos un poco. Finalmente, una estancia que debía ser de meses se alargó por años. Mi hermano y yo nos quedamos con la familia de mis abuelos, estudiamos en Italia y volvimos a Venezuela cuando yo tenía 14 años. 

Tras esa segunda emigración aprendí a adaptarme a los cambios con la tranquilidad del agua. Cuento todo esto para decir que en mí se funden las experiencias que absorbo y acumulo en los países en los que vivo. En este momento, por ejemplo, estoy viviendo unos meses en Madrid y unos meses en Nueva York, y disfruto plenamente ambas ciudades.

En mi escritura se funden esas experiencias y aflora sobre todo mi pasión por el mundo de la emigración. Creo que los emigrantes son personas especiales, soñadoras, fuertes, determinadas, dispuestas a jugarse la vida con tal de tener un futuro diferente. Sin embargo, para muchos emigrantes no es nada fácil volver a preparar maletas y cerrar puertas para comenzar de nuevo en otro lugar. 

Los italianos que llegaron a Venezuela encontraron un espacio acogedor que les permitió construir familias y trabajos. Nunca imaginaron que un día tendrían que plantearse la decisión de volver a emigrar. No lo imaginaron ellos y menos lo imaginaron sus hijos, que en Venezuela realizaron estudios, construyeron amistades, encontraron amores… Ese es el dolor que siente Sofía, la protagonista de Memorias de la inconformidad

Cuando estaba en Italia, pocos entendían los aspectos oscuros e inquietantes del gobierno de Hugo Chávez. Eran los años en los cuales muchos jóvenes decidieron salir para buscar mejores oportunidades de vida en otras partes. Día tras día, yo vivía el desgarro de las familias, de los amigos, el de mi hermano y el mío, ya que también nuestros respectivos hijos habían salido a cursar estudios universitarios en otros países. 

Me criticaba mucho la incapacidad de entender hasta qué punto la sociedad estaba en ebullición y cómo esa ceguera había contribuido a llevar al poder a un militar populista. Sentí la necesidad de mostrar la faceta humana de una tragedia política, a sabiendas de que miles de familias italianas han conocido el camino de la emigración, en primera persona o a través de las vivencias de familiares y amigos. Pensé que una novela tenía la capacidad de llegar a las emociones mucho más que los ensayos, los datos y los artículos periodísticos.




Imaginar países

En Amazon


Autoras entrevistadas: Lina Meruane / Kelly Martínez-Grandal / Mariza Bafile / Ana Teresa Toro / Jennifer Thorndike / Franky Piña / Osiris Mosquea / Rose Mary Salum / Anjanette Delgado / Lila Zemborain / Melanie Márquez Adams.





Ante esta diversidad en tu background cultural, ¿ubicas tu obra en alguna tradición nacional o en otra tradición?

Mis personajes nunca pertenecen a un solo lugar, y en ese sentido creo que se nota la mezcla de culturas que llevo dentro de mí. Creo que en el mundo actual todos estamos construidos con ladrillos de diferentes colores, aunque algunos colores se repitan con mayor frecuencia que otros. Lo mismo pasa con mis personajes. Dependiendo de su rol y de mi inspiración, reflejan más o menos una cultura.

¿Cómo te identificas entonces? ¿Cuáles son los adjetivos que le pondrías a tu profesión?

Es una pregunta difícil. Odio todas las discriminaciones y por lo tanto me gusta el término latinx, aunque se refiera esencialmente a los latinos que nacieron en (o llegaron muy pequeños a) Estados Unidos, y no es mi caso.

Al mismo tiempo siento que las raíces italianas, el idioma italiano, han dejado unas marcas profundas en mi manera de ser, así que diría periodista y escritora italiana; pero en cuanto lo digo recuerdo las muchas veces que me sentí muy diferente de los italianos y con una gran nostalgia hacia muchos aspectos del ser venezolano, así que te diría venezolana. Y finalmente, siento que, estando en Estados Unidos, aprendí el valor de ser parte de una comunidad más amplia; así que te diría latinoamericana.

No sé. Creo que soy todas y ninguna.


© Imagen de portada: Mariza Bafile / Facebook.




Imaginar países

En Amazon


Autoras entrevistadas: Lina Meruane / Kelly Martínez-Grandal / Mariza Bafile / Ana Teresa Toro / Jennifer Thorndike / Franky Piña / Osiris Mosquea / Rose Mary Salum / Anjanette Delgado / Lila Zemborain / Melanie Márquez Adams.





* Una versión más extensa de este diálogo forma parte del libro Imaginar países: Entrevistas a escritoras latinoamericanas en Estados Unidos (Hypermedia, 2021), editado por Dainerys Machado Vento y Melanie Márquez Adams. Aunque los temas de las entrevistas son diversos, las editoras han querido explorar, sobre todo, la manera en que los matices de la identidad latinoamericana se manifiestan y fluyen en la escritura de cada una de las entrevistadas.




Editorial Hypermedia

Doblemente americanas: sumar las resistencias de la escritura

Dainerys Machado Vento

“Estas entrevistas tienen múltiple valor, porque se trata de mujeres hablando en el espacio público sobre ellas mismas, sobre sus cuerpos, sobre la política de sus países, sobre sus errores y aciertos”. (Prólogo del volumen ‘Imaginar países: Entrevistas a escritoras latinoamericanas en Estados Unidos’, Hypermedia, 2021).





Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.