María Virginia Ramírez Abreu conversa sobre ‘Perpetuas desahuciadas’

‘Perpetuas desahuciadas’: una introducción

La polémica interna del arte cubano se extiende, si somos rigurosos, como magma primigenio desde las primeras vanguardias, y desde la reinterpretación de las mismas a partir de 1959, en especial desde 1961 con la advertencia de terror que fueron las Palabras a los Intelectuales, convertidas en dogma y manual académico para los estudios universitarios, relativos al Arte, la Literatura y la Historia del Arte y ratificadas como leyes culturales, después, en el famoso Congreso de Educación y Cultura de 1971.

En este punto cesa cualquier debate: se para, se evita y se pierde. Ahí, en esa reinterpretación y en ese dogma, es donde se desarrolla la enseñanza del arte, la docencia para los historiadores del arte, las publicaciones de manual y, cómo no, los espacios silenciados, cada vez más largos e interruptus; y por supuesto la defenestración continua de artistas, obras y exposiciones, y el ostracismo: acción cultural retardataria y opresora.

Este ensayo pretende una reescritura del Arte Cubano, cuestionando la manipulación y la omisión por parte de los académicos cubanos, que formaron generaciones de historiadores y críticos en un oportuno y maniqueo conocimiento con base más ideológica y política que epistemológica.

Perpetuas desahuciadas es, en definitiva, un primer abordaje para empezar a reescribir la verdadera historia del arte cubano, releyendo y reconstruyendo una de las parcelas más damnificadas: las mujeres, el arte, y la exclusión no sólo del discurso plástico, sino también del intelectual que no se aferrara a ser construido al manual de uso.


Entrevista



María Virginia Ramírez Abreu conversa con Henry Eric Hernández a propósito de Perpetuas desahuciadas. La línea interrupta del arte cubano (Verbum, 2021), su libro más reciente.




Eliecer Jiménez Almeida

‘Veritas’: en pos de los trazos en la arena

Rosie Inguanzo

La Brigada 2506 contaba con una élite de las fuerzas aéreas cubanas(compuesta por expilotos de la Marina de GuerraFuerza Aérea y Ejército, y también jóvenes pilotos cubanos asimilados por la Fuerza Aérea norteamericana). Entonces, ¿por qué en esta operación pilotaron aviones casi obsoletos, dados de baja tras la Segunda Guerra Mundial?

‘Veritas’, un documental de Eliecer Jiménez Almeida sobre los hechos acaecidos en torno al 17 de abril de 1961.





Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.