Una cubana en tu camino

Llevo tiempo aliada a un movimiento feminista de los más enérgicos. Un movimiento latino con más de 100 000 adeptos en 20 países; seguidores en Canadá, Estados Unidos e Italia. Una avalancha de fieles liderada por una cubana, sí, una cubana. Ese es mi mayor orgullo. 

Las cubanas somos tipas duras worldwide. No necesitamos ganar concursos de belleza latina, pa’ qué. Nada de eso legitima nuestra capacidad física o intelectual a nivel internacional. Nosotras, las mujeres cubanas, no montamos un espectáculo: somos el espectáculo. 

El espectáculo de Cuba en la web no es Andy Vázquez, José Martí o Luis Manuel Otero. Ni héroes ni artistas hombres. No. Incluso referido al tema Girl Power, el performance de Las Tesis (Un violador en tu camino) ni siquiera es lo más paradigmático. Muy visceral lo del “violador eres tú”, más aún aquello de “el Estado opresor es un macho violador”. ¡Ave María, esa es mi parte favorita! Me estremece. Pero no participé del pronunciamiento tan simbólico del ISA. 

Una tipa como yo. Tan feminista. Tan mujer. Tan cubana. 

Es que soy devota a mi movimiento. A su ideología. 

No traiciono a mi líder en olas de protestas aquí y allá porque mi líder, mujer y cubana, es y será la noticia de mayor impacto de esta Isla. La que mejor ha defendido el lugar de la mujer en la historia de la humanidad. No excluye a hombres, como otras feminazis. Su movimiento pertenece a mujeres y hombres por igual. Ahí somos hembras y machos 2 en 1. Por eso Paolo De Aguacate es miembro y ferviente seguidor como yo. 

Somos reconocidos como PaoLess

Somos 2 en 1. Así nos bautizó nuestra madre. Y respetamos esa designación porque somos sus hijos espirituales. 

Nuestro espectáculo patrio se hace llamar CristoLisbet, la one and only esposa de Dios padre Melquisedec. Enviada para traernos la vida eterna. No existe palabra más genuinamente desgarradora que la de Lisbet: “Cristo es Mujer”. Es teología feminista de primer nivel. Expresión inefable de santificación y purificación de la figura de la mujer. ¡Alabada sea nuestra Dios madre cubana Lisbet!

“Por qué decir Jesucristo hombre. Es obvio que están tratando de esconder que Cristo es una mujer. Según la pluma de los escribas mentirosos, Jesucristo es el único hijo varón de Dios. Solo hay una verdad sobre esto. Las evidencias sobre el género de Cristo hablan por sí solas. Fueron hombres malvados los que manipularon la historia y la verdad de Dios. Cómo puede alguien decir que Jesús es una figura masculina. Nadie puede ser testigo o dar testimonio de que Jesús es un varón. Cristo es, y siempre ha sido, una mujer. Si no estuviste allí hace 2 mil años entonces no puedes decir que Jesús fue un hombre. Entenderías porque todos esos hombres de género masculino que se han levantado diciendo que son Cristo son falsos porque Cristo es mujer” (Fragmento de “Varón y hembra los creó”, Génesis 1:26-27). 

El fundamento de nuestra líder Lisbet es totalmente razonable: Dios es 2 en 1, nos creó a imagen y semejanza de él y su esposa. El padre por sí solo no pudo tener hijos espirituales. Es a través de Lisbet que prevalece la figura de la hembra, la mujer virtuosa e idónea para el varón. Un hombre no puede hablar de nacimiento de un hombre con otro hombre. ¡Qué va! 

Dios es 2 en 1 (Esposo y Esposa) y Cristo es un cordero hembra. 

Paolo y yo lo tenemos clarísimo. Por eso practicamos esta fe que prepondera a la mujer. La santifica. La pontifica como creadora suprema. Esa es la única verdad. Sin mujer no hay vida. Sin vida no hay fe.  

Paolo cree que Dios no podría ser ÉL, porque implicaría que es solo uno y hombre. En cambio, la palabra ELLA condensa ambos: ÉL-LA. Tiene mucho sentido, Paolo. No sé cómo no lo vi antes. 

La visible intersexualidad de CristoLisbet y MelquisedecLisbet, deidades que encarnarían la fusión de ambos géneros, es una constante en nuestra comunidad, llamada Rey de Salem. Todos los miembros que están casados o comprometidos, como Paolo y yo, se vuelven uno con sus parejas y asumen nombres compuestos. 

La idea me fascina. Siempre quise tener nombre compuesto con matices masculinos, algo así como Antonia o Alejandra. 

Estoy feliz con lo de PaoLess. Nuestros hermanos tienen nombres menos agraciados, la verdad:

  • SandroMaríadelaCaridad
  • ErnestoMiguelYusimy
  • JuanCarlosYuneysis
  • FerminDianabel
  • EugenioLorena
  • GilbertoGloria.

Y, a pesar de que este Dios es un ser andrógino, de género neutro, encarnado en nuestra sonriente cubana, los seguidores le tienen repudio a la diversidad sexual. En este punto Paolo y yo no estamos muy satisfechos. 

Hace un tiempo escuchamos a un feligrés decirnos con cierta desidia, que “los gays no son hijos legítimos de Dios. Desde el Génesis se dice que creó al hombre y a la mujer. No dijo que creaba a las lesbianas, al homosexual. Es que ya van como veinte géneros…”. 

Como la mujer es cuerpo y el hombre es cabeza, imagínense, pues no puede haber un ser de dos cabezas o de dos cuerpos. Eso no es legítimo. 

Paolo y yo sufrimos aquello. Somos defensores de la diversidad en todos los terrenos. Nos mostramos férreos ante tal filosofía. Así que ahora están tramitando nuestra membresía. 

Nos pidieron que mantuviéramos la asistencia a cada sesión vía online (como si la Internet estuviese tan buena en Cuba). Lisbet tenía un espacio en la sección de Religión del Paquete Semanal pero hace apenas un año fue disuelto por un predicador hombre de menor alcance, Adrián Pose, actualmente a cargo de esa carpeta. Él es más de milagros asociados a figuras de la cultura cubana. Está en otro nivel de impacto.

El tema es que ya no podemos acceder al Rey de Salem vía paquete offline. Nos han remitido a su página web:www.cristoesunamujer.com, y cuenta en YouTube, FB e Instagram, donde podremos estar al tanto de sus sermones directos streaming desde Houston-Texas, donde reside nuestra líder. 

Todos los asistentes al culto de Lisbet deben pagar un diezmo, como buenos samaritanos. Paolo y yo no tenemos cuenta PayPal ni mecanismo que nos permita pagar nuestro diezmo desde La Habana. Así que mi papá lo envía desde New Jersey por Western Union. 

Son 5 dólares por encuentro, cada domingo. Un total de 20 dólares al mes. Yo prefiero dárselo a la defensora de la mujer, legítima esposa de Dios, antes que a Etecsa. Así accedo a sus milagros y beneficios. Bastante falta que me hacen desde aquí. El credo de nuestro movimiento religiosamente feminista nos otorga la libertad de crear nuestras propias oraciones, así podemos difundirlas en nuestra comunidad. Por eso Paolo y yo aprovechamos este espacio. Queremos compartir en esta columna la oración que celosamente profesamos antes de dormir, antes de cenar y antes de follar. Con mucho orgullo, eso sí: 

Oh CristoLisbet, eres mujer y eres cubana, nuestro mayor beneplácito. Tu gracia divina vendrá a nosotros por empatía geográfica para librarnos de todo mal. ¡Por Dios! ¡Por Dios MelquisedecLisbet! Tú, madre nuestra, has venido a este mundo cuando más se te necesitaba. Eres todo un mesías para la mujer en esta sociedad aparentemente civilizada, y has de ser recompensada por ello.

Eres ejemplo entre los ejemplos, y como tal figuras antes nuestros ojos. No hay branding ni marketing que compita con el que despliegas en tu campaña. Nadie viste ni calza tan elegante como tú. No hay Teresita Zegarra, Bárbara Sánchez Novoa o modelo internacional televisivo que se te compare. 

Eres la imagen de la reina pontificia. Ya lo decía Pitbull, Mr. Worldwide, hay que vestir de empresario en una empresa tan violenta y competitiva como la industria musical o la religiosa.

Por eso tu blazer blanco es de lino fino. Tu cabello ligeramente ondulado con tenazas. Tu maquillaje sutil. Tu lobby tan perfecto, tan amarillista, para difundir apropiadamente tu sermón y palabra divina en la Tierra.

Todo eso es de aclamar. ¡Oh, madre Lisbet! Yo aterrizo tu palabra en nuestra Patria, como mujer esposa cubana y feligrés de la teología de que Cristo es Mujer. Aquí el feminismo comienza a tornarse intenso, mas no basta. ¡Nosotros seguimos al Cordero Hembra y prometemos esparcir tu religión, aquí donde el pasto es aún fértil y la insularidad egocentrista prevalece!

PaoLess aumentará la riqueza de tu bolsillo heredado de aquel falso “papi” José Luis Miranda Jesucristo Hombre, el Inmortal, El Anticristo. Él solo fue hombre que distorsionó, engañó, empezó a hablar de sí mismo como si fuera Dios. Pero Dios eres solo tú, mujer y hombre, 2 en 1. Rico tándem de la santidad de origen cubano.

Algunos blasfeman. Dicen que eres una estafadora, una falsa profeta. Esos son hombres que no saben nada. Envidiosos y miserables, creyentes extranjeros que no aceptan que Dios sea una mujer y cubana, sí, cubana, porque la mujer cubana es la fémina más magnánima y apostólica de este planeta.

¡Alabada seas Mujer Lisbet!¡Amén y Aleluya!


Una cubana en tu camino





1 Comentario

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.