Sodomizado por Shrek

> Solo tenía 9 años.
> Amaba tanto a Shrek, tenía todas las películas y productos.
> Le rezo a Shrek todas las noches, le agradezco por la vida que me ha dado.
> “Shrek es amor”, digo, “Shrek es vida”.
> Mi papá me escucha y me dice maricón.
> Sabía que solo estaba celoso de mi devoción por Shrek, así que le dije: “¡Hijo de puta!”.
> Me abofetea y me manda a dormir. Ahora estoy llorando y me duele la cara.
> Estoy acostado en la cama y hace mucho frío. Una calidez se me acerca.
> Siento que algo me toca.
> Es Shrek.
> Estoy tan feliz.
> Me susurra al oído: “Este es mi pantano”.
> Me agarra con sus vigorosas manos de ogro y me pone en cuatro. Estoy listo.
> Abro mis cachetes para Shrek. Me penetra.
> Me duele mucho, pero lo hago por Shrek.
> Puedo sentir mi hoyo rajándose mientras los ojos se me llenan de lágrimas.
> Empujo hacia él. Quiero darle placer a Shrek.
> Él lanza un gran rugido mientras llena mi trasero con su amor.
> Mi papá entra. Shrek lo mira a los ojos y le dice: “Ya es todo un ogro”.
> Shrek sale por mi ventana.
> Shrek es amor, Shrek es vida.

(Tomado de 4chan y traducido al español).


Referenciamos acá el origen de uno de los fenómenos más bizarros y subversivos de la cultura brony (apreciaciones sardónicas de contenido infantil) en la web: la demencia popularizada hacia la figura de Shrek y el nacimiento de la comunidad de broges, los amantes fervientes del ogro verde de DreamWorks.

Las películas infantiles y los archiconocidos cuentos de Disney son intrínsecamente oscuros. Dentro de Internet ocupan un lugar privilegiado: suscitan bromas mordaces, se critican los almibarados relatos de princesas, hadas y animales antropomorfos; las resoluciones demasiado simplistas de la vida, el amor y las relaciones de familia; las interrupciones forzosas y sobradas de trovas y cancioneros que no vienen a cuento, y mucha más tela por donde cortar. 

La apuesta irreverente de DreamWorks ha roto con los estereotipos de los happily-pinky-ending movies, subvirtiendo con un delicioso sarcasmo aquellos iconos culturales de nuestra infancia. Shrek, su gran obra maestra, ha expuesto el lado más oscuro de los clásicos en una progresión natural: entrar en el verdadero “pantano” (desde los animados a la vida real). Una hermosa bofetada a la ideología del paraíso terrenal: la exaltación de la belleza física y la servidumbre a cánones estéticos absurdos.

Ese amor que desde niños profesamos hacia la figura del ogro ácrata del pantano, que escondía un pudoroso corazón que no le cabía en el pecho (“porque los ogros, como las cebollas, tienen capas”), ha terminado vislumbrándose como el afecto más afable, y a la vez retorcido, en Internet. 

Shrek is Love, Shrek is Life (Shrek es amor, Shrek es vida, en español) es una serie de historias ficticias basadas en encuentros fortuitos, en ocasiones sexualmente explícitos, entre el personaje animado Shrek y niños fanáticos que ruegan estar con él.

Originalmente apareció en 4chan el 14 de enero de 2013, y contaba la historia de un niño de 9 años de edad que le reza todas las noches al ogro antes de ser sodomizado por este. El conjunto de relatos idólatras se aglomeró más tarde desde la plataforma en una cuenta fandom (subculturas que están organizadas y motivadas por aprecio hacia un producto cultural) titulada ShrekChan.


Sodomizado por Shrek - Lesstúpida Cubana & Paolo De Aguacate

La historia, y su consiguiente cortometraje, han sido reconocidos como uno de los 20 mejores relatos del año 2014. Ocupa el puesto número 11 de los videos más bizarros de Internet y constituye una de las piezas FanArt más perturbadoras e incómodamente sexuales de la web. 

La cultura fandom de adoración a Shrek ha suscitado contenido de todo tipo (memes, fanfics, cortos, gifscosplay, copypasta) que ha sido difundido en diversas plataformas, fan pages y comunidades online. Todo un arsenal alegórico solventado por la obsesión adictiva al ogro que ya integra los anales de culto de Internet. 

Un dato pertinente es el lugar simbólico que ocupa un movimiento cinematográfico en torno a la cultura broge, llamado Shrek Filmmaker, y el Festival de audiovisuales y memes Shrekfest.

Ahora bien, ese texto introductorio, con matices lascivos, subrayado con fantasías eróticas y traumas homofóbicos, es toda una joyita entre literatos, ya no solo broges. Responde a un género particular al interior de las comunidades online: los fanfics o fan-fictions (ficciones de fanáticos, en español). Es la imaginación llevada al extremo en relatos escritos por fans de filmes, series, videojuegos, artistas, youtubers: cuentos plagados de amores imposibles, argumentos revueltos, escenas cortadas, escenarios absurdos, aberraciones sexuales… 

La fanficition es uno de los géneros literarios con más adeptos a nivel mundial. Para que se hagan una idea, las cifras que maneja fanfiction.net (la web más popular en el medio) rondan el millón de historias por categoría. A la cabeza se encuentran Harry PotterCrepúsculo y Pokemón, por solo mencionar algunas. Otras plataformas que sufragan este género, como WattpadAmor Yaoi y SlasHeaven, se forran a diario con miles de lecturas por minuto. 

Tal vez una de las actividades más notorias dentro de los fanfics sean los shippings: historias eróticas sobre encuentros amorosos-sexuales entre un fan y personajes ficticios o reales (casi siempre figuras públicas), y el rapefic: violación sexual, explícita o implícita, de un personaje. Lo realmente extraordinario entre autores shippers es la fetichización e hipersexualización de la cultura gay. 

La mayoría de los autores y lectores son mujeres adolescentes heterosexuales que buscan textos sobre personajes masculinos hetero en relaciones homosexuales. Los fanfics con personajes femeninos en una relación romántica tiene un número de obras inferior. Se advierte entonces, en estos productos culturales, una visión de las relaciones homosexuales como medio de satisfacción para heterosexuales, así como los esfuerzos para encajar en la heteronormatividad. 

Interesting!

Paolo De Aguacate y yo acudimos a este fenómeno con muchísimo tesón. Somos aficionados a la cochambre de relatos que se multiplican en la web. Por ese motivo nos hemos abierto, hace una semana una, cuenta en Wattpad. Somos Cuba, caballero, somos cubanos, somos una potencia médica worlwide, somos solidarios y compartimos nuestro Interferón. ¡Hay que darse un respetón!


Sodomizado por Shrek - Lesstúpida Cubana & Paolo De Aguacate

Ya nos dijeron en el fórum que, desde el arribo del coronavirus, en Wattpad la gente está posicionándose con prosa y audiovisual. Pues pa’ allá vamos nosotros. A colocar en el podio a la Patria y a sus figuras públicas con nuestros fanfics

Más no temáis: reservamos un lugar privilegiado para los lectores de nuestra instructiva columna, embutida ya con atisbos ficticios. Acá dejaremos nuestros ilustres fanfics (guion y dirección audiovisual pertinente) el último jueves de cada mes. Pa’ que se lo gocen. Pa’ que retocen. 

A los que se resisten a echarse los videos de MegaTiburón vs. PulpoGigante en YouTube o FB (por tallas etecsianas), reserven unos megas. No sean tan “Farquaad”. No renuncien a este pantano. 

Shrek es amor, Shrek es vida. 

Descárgale al relato del cabro sodomizado a lo bogre. 

Sodomizado por Shrek (02:11min) por Paolo De en Hypermedia YouTube:





Kcho - ETECSA

Malas Compañías: ETECSA

Lesstúpida Cubana & Paolo De Aguacate

Cuando el Fifo pasó a mejor vida, salió a la palestra pública la deuda de miles de CUC de Kcho y su estrategia de Internet free para todos en el barrio de Romerillo. El diputado al Parlamento pretendió saldar su deuda con algunas de sus obras. Pero qué va, ETECSA no colecciona arte. No me queda claro si esta deuda ha sido saldada.


Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.