Aquí ocurren milagros

Paolo De Aguacate es un artista visual cubano autodidacta. Un creador en potencia, sin dudas, pero autodidacta. 

No ha tenido una formación académica (fuera o dentro de esta Isla) vinculada específicamente a la enseñanza artística. No le vale mucho, en verdad. Al menos eso siempre me ha dicho. Sin embargo, luego del Decreto 349, a Paolo, como a otros colegas, “la cosa se le puso dura”. 

En mi tiempo de servicio social en el Fondo Cubano de Bienes Culturales, abogué porque a Paolo “la cosa” se le pusiera digamos que… menos rígida. No logré mucho. Evidentemente, mis contactos con el más acá dentro de la Institución Arte no fueron suficientes. Tramitarle a mi Pao un bendito Carnet del Creador, que facilitara su estatus legal, fue casi imposible. El proceso, como casi todo en este país, tomaría muchísimo tiempo. 

Es sabido que cuando hay trabas de este tipo uno se socorre a la fe, al más allá. Paolo y yo somos gente de fe. Sí. Una fe particular. Nos contagiamos a ratos con algunos credos religiosos pero no nos aferramos a ninguno. Tal vez por eso no nos va mejor. 

Por ello acudimos al hacedor de milagros que vive cerca de mi casa, en Marianao. El tipo, al parecer, es un crack. Pude ver su propaganda en el Paquete Semanal, en la sección Religión, carpeta “Momentos Wao”. 

Es la leche. 

Al principio me pareció una suerte de animador de discoteca del MININT. Joven, calculo unos 28 años. Amachimbrado, voz ronca. Camisa larga de rayas y puños extravagantes, pantalón de mezclilla oscura y mocasines. Convincente, muy convincente en sus discursos:

¡Cuba requiere un mesías digital!
En esta Isla hay muchos demonios y la tierra está poseída.
La perversión diabólica ha hecho metástasis.

Tomado de uno de los capítulos de “Momentos Wao”

—Este tipo es Adrián Pose, y es un bestia —le dije a Paolo De—. Él va resolverte el carnet de creador. Tú va ver. 

Una semana después concertamos una cita con el señor Pose.

El día de nuestro encuentro, habitaban su recinto casi cien feligreses, entre ellos Muñi-Muñi, el humorista. Terminado el sermón (de, al menos, una hora de duración) se pasaba a los sucesos milagrosos. 

Momento revelador para Paolo y para mí. 

Tal vez uno de los más extraordinarios fue cuando Pose, mediante su palabra de sanación, curó a una mujer… de una carie. Al parecer la señora llevaba un dolor de muela tremendo. El profeta, con solo llevar a cabo algunos rezos, hizo que le apareciera un empaste de platino en la muela. 

Un instante wao, sin dudas.

Quisimos tener nuestro momento también. Así que grite bien alto: 

Less: ¡Ayúdenos Señor Pose, por favor! Tenemos también un dolor atascado. 

AP: ¿Cómo han llegado ustedes a mi templo? ¿De dónde provienen? ¿A qué se dedican?

Paolo: Por el Paquete, señor. Soy artista visual. Vivo en Guanabacoa, pero nací en la Isla de la Juventud.

AP: Como Kcho. ¡Qué maravilla! 

Less: Yo soy de Playa, cerca de aquí. Lo mío es el arte también. Soy curadora.

AP: ¿Que curas tú exactamente? 

Less: El término “curar” tiene otra connotación en el ámbito artístico, señor. Lo acompaño a él. Venimos en busca de un carnet. A ver si usted nos facilita ese trámite. Dicen que usted lo puede todo. ¿Eso es verdad?

AP: Sean bienvenidos. Yo puedo hacer de todo, presencien con sus propios ojos cómo invoco al Espíritu Santo. ¿Qué carnet es ese? ¿Un pasaporte? ¿Una licencia de conducción?

Paolo: El carnet del Registro del Creador. Comencé los trámites pero no avanzan, señor. 

AP: Veo en tu ojos que el carnet te tiene embelesado, hijo mío. ¿Para qué sirve ese carnet? ¿Para registrarte como artista? En mi recinto, Dios no cree en acreditaciones. Para Dios tú eres un hombre que trae su gracia en forma de arte. 

Paolo: Pero señor Pose, la Ley no me ampara. Pronto seré ilegal. 

AP: Tú no necesitas Carnet de Creador. Tú necesitas este recinto. Tú necesitas a Dios y a mí, que soy su palabra es esta Isla llena de demonios. En el 2017, yo mismo fui condenado a arresto domiciliario por realizar reuniones y cultos prohibidos, porque mi Iglesia no estaba registrada. Y continúa sin estarlo. Pero mírame aquí, sin papeles y sin carnet, en talla, puesto y coordinao’ en el centro de Marianao. No te preocupes en balde. Tú tienes gracia divina en tus manos. Tú no tienes un problema. 

Paolo: Señor, yo no soy un artista plástico. Mi arte está en los medios digitales. 

AP: Eso, muy bien. Tus problemas están resueltos. Nadie puede con la sabiduría, con la conexión, con la presencia en la era digital. Déjame que te explique: yo he aprendido que el Paquete Semanal no basta. He invertido, con el apoyo de mis hermanos, en esta empresa que crece cada día más, pero no me conformo con los vecinos de la Lisa, Playa y Mariano. Estoy pa’ pegarme a nivel mundial. Yo, Adrián Pose, debo ser viral. 

Less: ¿Usted entiende qué significa ser viral, señor Pose? Es tremenda responsabilidad… 

AP: Primeramente, debo decirle que sus tatuajes son la marca fehaciente de que es usted una mujer que tiene metido el Diablo en el cuerpo… ¿Y se hace llamar curadora, en connotaciones artísticas? ¡Por favor, alguien que cubra a esta mujer! ¿Quién la dejo entrar así? ¿Eres lesbiana? Yo removeré esas tintas diabólicas a flor de piel con agua bendita y oraciones. A ti solo te daré consultas online. 

Paolo: Ella siempre está poseída. Yo soy su Ángel de la Guarda, pero no logro removerle la tinta. Tampoco quiero que arda en el Infierno, señor. Concéntrese en mi carnet y en la era digital.  

AP: Como te decía, mi hermano artista, yo te puedo ayudar con tu carnet, pero es mejor que te nos unas en la viralidad. Tu trabajo sería muy valioso en esta empresa de Dios. Yo quiero traspasar los límites del templo y llegar a una comunidad evangélica mayor. Tengo un perfil personal en Facebook, una fanpage a mi nombre y otra para Casa de Gloria. También tengo dos canales de YouTube, una cuenta en Instagram, y reparto a los fieles DVDs con milagros, señales y maravillas. La gente del Paquete Semanal me quita mucho dinero y yo tengo que vivir. Es una inversión muy violenta. Rezo fuerte para que el Señor envié recargas de celulares y me deje comunicarme con mis feligreses por WhatsApp.

Paolo: ¿Usted hace consultas online? ¡Ñoooo!

AP: En el mundo entero se hacen consultas online y se transfieren los diezmos. Ahora estoy invirtiendo en bitcoin. Tú solo transfiere un diezmo y en un santiamén te resuelvo el carnet. Yo te salvaré, Paolo, porque tú y yo somos iguales. Hombres de fe y de Internet. Tú, como yo, necesitas Internet. Si la Biblia dice que Jesús multiplicó panes y peces, Adrián Pose hoy pretende multiplicar acceso a Internet, saldo, recargas y dinero para todos sus feligreses. A quien no tenga cuenta de Internet en Cuba, Dios le creará una, porque el Internet ha sido la mejor de sus creaciones luego del Edén. 


Adrián Pose. Un milagro contra el Decreto 349.





Oda Top: Sin ti - Lesstúpida Cubana & Paolo De Aguacate

Oda Top: Sin ti

Lesstúpida Cubana & Paolo De Aguacate

La separación es trending. Hoy vamos a regalar un video dedicado a algunas de las parejas que (en el ámbito cubano) han robado nuestra atención en redes sociales.


Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.