1 Comentario
  1. Genial. Cada caricatura de Santana es una trompada inteligente y sin mano. Me recuerda las caricaturas de Rafael Blanco (1885-1955), llenas de un humor descarnado, aunque con un objetivo político distinto. Santana debería vender versiones en papel de sus caricaturas. Yo las compraría.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.