Seriefilia

El cine había sido también food for thought. La televisión no es lo mismo: por grande que sea la pantalla, en la sala o en la habitación, solo o en compañía, uno no está secuestrado, como se estaba, allí sentado en lo oscuro entre gentes anónimas, en la edad dorada de las películas.