Juannalise Ricardo: “Aplaudir hasta que me duelan las manos”

Serie de presentaciones de actrices y actores jóvenes coordinada por la dramaturga Daniela Alí y el artista Eldy Ortiz.





Juannalise Ricardo, por Eldy Ortiz.


¿Cómo llegas a la actuación?

Desde muy pequeña estuve vinculada al arte, porque crecí en una familia de artistas. Pero la primera vez que tuve mi flechazo con la actuación fue a través del cine. Mi madre recuerda que tenía alrededor de 5 o 6 años cuando le dije muy seria, señalando la pantalla del televisor: “Quiero hacer eso”. Ella me llevó a ver mi primera obra para adultos cuando todavía era una niña. Fue Edipo Rey, y salí del teatro teniendo muy claro qué era lo que quería hacer por el resto de mi vida. Esa noche me encontré. Después de eso me apunté en talleres de interpretación, participaba en actividades escolares, concursos, sin parar hasta hoy.



Juannalise Ricardo, por Eldy Ortiz.


¿Quiénes dirías que son tus principales maestros?

Sin lugar a dudas mi madre fue, y es, mi primera maestra: su confianza, el apoyo incondicional, el constante desarrollo creativo que tuve en mi infancia. Mi familia: mis primeros personajes fueron mis tías y primos.

No puedo dejar de mencionar a mi maestra Elena Yanes, de quien aprendí a estar presente en escena. Y, bueno, tengo que mencionar a Stanislavski, creador del método que sigo teniendo como base de mi trabajo interpretativo, al igual que otros tantos creadores de grandes métodos de actuación.

Son muchos maestros a lo largo de los años. Pero la vida es una maestra indiscutible e insuperable, y el teatro, como la actuación, se vive constantemente.



Juannalise Ricardo, por Eldy Ortiz.


¿Por qué te interesa el teatro como lenguaje?

Solo puedo responder a esa pregunta si voy primero a por qué amo la actuación. Para mí es simple: no puedo ser otra cosa en este mundo que no sea actriz. No siento tan intensamente, ni tan libremente en la vida, como en el teatro. Es mi salvación de lo cotidiano, de los horrores del mundo, de la maldad humana.

El teatro es un lenguaje muy íntimo, visceral y espiritualmente liberador. Es un encuentro de almas, que te permite sentir sin miedo a que duela. Eso fue lo que percibí la primera vez que estuve en uno. Me sentí conectada a todos los que estaban allí. Me sentí inmensamente feliz. Y lo que me interesa es que todos los que estén presentes en el teatro sientan eso.



Juannalise Ricardo, por Eldy Ortiz.


Háblanos de tu proceso en la creación.

Siempre me ha resultado difícil explicarlo. Mi base creativa parte del método stanilavskiano y del método de Sanford Meisner. Una vez leído y entendido el texto, el punto de vista del dramaturgo, voy directo a la comprensión y a los detalles de mi personaje. Necesito recrearla, conocerla a fondo: ¿quién es?, ¿qué hace?, ¿qué le gusta?, ¿qué le disgusta? Hechos, suposiciones, su objetivo en la obra y en cada escena; su accionar, sus emociones, sus miedos. La recreo físicamente, detallando su cuerpo como un dibujo. Y una vez que respondo todas las interrogantes y termino de humanizarla, sin dejar de ser yo, la hago mía.



Juannalise Ricardo, por Eldy Ortiz.


¿Qué crees que le está faltando al teatro cubano?

Bueno, ahora mismo creo que estamos en un buen camino creativo; se nos han unido nuevos directores jóvenes, con nuevas ideas. Diferentes formas teatrales. Hay más confianza en los actores jóvenes, en las nuevas generaciones, sin dejar atrás los actores más consagrados.

Si me hubieran hecho esta pregunta unos años atrás, la respuesta no sería la misma. Porque el teatro, como la mayoría de las artes, es un constante cambio creativo, del cual no dejas de aprender nunca. Confío y sé que somos un gremio muy talentoso; siempre he sentido orgullo por tan buenos amigos y colegas a quienes considero buenísimos actores y directores.

Pero también creo que no se debe perder la verdad del sentir en la escena. Recurrimos en ocasiones a grandes producciones, grandes textos, sin darle tanta importancia al trabajo actoral. Al hecho de estar vivos en cada escena.



Juannalise Ricardo, por Eldy Ortiz.


En estos tiempos de pandemia, ¿cómo crees que debe reinventarse el teatro?

Pues creo que ya lo estamos haciendo, de alguna manera. Una de las muchas cosas que hemos aprendido en esta pandemia, es a no dejar que muera un proceso creativo, a disfrutar de cada momento, de los pequeños detalles, a darle importancia al tiempo, a lo que te hace realmente feliz, a vivir y mantener el espíritu lleno de esperanza. Y el arte ha sido una inmensa fuente de energía para mantener viva esa llama.

Volver a los clásicos, atrevernos más en el lenguaje político y social, buscar diversas formas del decir y hacer con libertad, sin perder la esencia del teatro, la verdad, esa conexión con el espectador, el estar presente, el vivir y amar. Mientras se haga con el corazón, como una manera de que sobreviva el alma, estaremos salvados.



Juannalise Ricardo, por Eldy Ortiz.


¿Qué quisiera ver próximamente en las tablas cubanas?

Llámame ilusa si quieres, pero quiero ver un desgarrador Ibsen, la intensidad de Lorca, un impresionante Arthur Miller. Quiero ver desnudas las almas. Aplaudir hasta que me duelan las manos, con el corazón roto y un constante recordatorio de por qué el arte de actuar es extremadamente delicado y profundamente hermoso.



Juannalise Ricardo, por Eldy Ortiz.




Neisy Castillo

Neisy Alpízar: “Quien hace teatro no puede tener miedo”

Daniela Alí

“El teatro debe dar respuestas a cuestiones actuales; la gente quiere verse reflejada en esas respuestas. ¿Cómo llegamos a esto si la obra no nos representa? La motivación principal debe ser nuestra gente, toda, no solo un reducido grupo. No nos podemos dar el lujo de ser elitistas, ¡no hoy!”





Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.