Ernesto Leal: Handwriting

En estos tiempos en que la mutación del sentido de belleza es pasmosa y la pasión por lo exquisito va desvaneciéndose, en que la prepotencia del marketing se afana por anegar cualquier singularidad de sensación o pensamiento, en que el arte se convierte en una producción; en esta época de divertimento desenfrenado, de comunicación a ultranza, esto es, de simulacro de presencia y de adhesión (las pantallas nos quitan hasta el tiempo de mirar), Ernesto Leal ha erigido una muralla orientada toda hacia su obra artística. 

Esta obra presenta todos los signos de una complejidad perturbadora, ya que transgrede las convenciones estéticas, ensancha los límites de la conceptualización visual y constituye un acto de pensamiento, o mejor dicho, una prolongación del pensamiento cuyos recursos insospechados explota, dado que es su exteriorización (“un pensamiento del afuera”, diría Foucault), un proceso tanto de análisis como de síntesis generativa. 

Ernesto Leal es un experimentador incansable; su arte se inspira en la pintura, el dibujo, la fotografía, la escultura, el video, la instalación, la performance, las nuevas experiencias del arte conceptual o procesual, pero siempre lo remite a su origen esencial (sin hacer ruido, sin grandes declaraciones didácticas: Leal es un anti-ilusionista por excelencia), ya que el arte no puede ser moderno: el arte vuelve eternamente al origen, que es la imagen, el pensamiento figural. 

Una obra densa, una rareza, lo que podríamos llamar con Duchamp una “estética superior”, que opera en los más diversos géneros y compone un proyecto intelectual y crítico singular, construido con una notable coherencia; una lucidez dolorosa, una ironía feroz, una constancia pasmosa, cuasi sagrada; un rigor absoluto, una inteligencia aguda, una cultura amplia, una espiritualidad intensa, como una ascesis; una especie de camino de perfección individual que le otorga a su taller: lugar metafórico de la metamorfosis intelectual, espiritual y mental; un aura enigmática.

Ernesto Leal aspira de manera cada vez más consciente a una posición independiente, sin preocuparse en lo más mínimo por la opinión de los pequeños círculos del arte sobre su trabajo o sobre su filosofía artística (sus epígonos son legión), que no requiere ningún comentario teórico, ninguna exégesis: ya los contiene y de antemano se mofa de ellos, pues lo que cuenta para Leal, como para Artaud, “son sus posibilidades de expansión más allá de las palabras”.

Empecemos por un autorretrato: háblame de tu infancia en Cuba, de tu familia…


Ernesto Leal: Handwriting - François Vallée

¿Qué pasó para que te decidieras a ser artista plástico?


Ernesto Leal: Handwriting - François Vallée

¿Qué es el arte para ti, y de qué manera has evolucionado como artista?


Ernesto Leal: Handwriting - François Vallée

¿Qué artistas te han influenciado y a cuáles sigues admirando?


Ernesto Leal: Handwriting - François Vallée

¿Cómo valoras el arte cubano contemporáneo?


Ernesto Leal: Handwriting - François Vallée

Háblame de tu proceso de creación.


Ernesto Leal: Handwriting - François Vallée

¿Qué particularidad tienen la pintura y el dibujo para que continuamente se anuncie su muerte y su resurrección?


Ernesto Leal: Handwriting - François Vallée

¿Creas sin pensar en un público, sean amigos, coleccionistas,  galeristas…?


Ernesto Leal: Handwriting - François Vallée

¿Qué relación mantienes con las otras artes, y cuál es su importancia en tu vida y en tu trabajo?


Ernesto Leal: Handwriting - François Vallée

¿Qué opinión te merece el mercado del arte y el lugar que ocupa el dinero hoy día en este mundo? ¿Piensas que el mercado orienta la creación?


Ernesto Leal: Handwriting - François Vallée

¿Qué relación tienes con los galeristas?


Ernesto Leal: Handwriting - François Vallée

¿Qué papel le concedes al arte en nuestra sociedad actual?


Ernesto Leal: Handwriting - François Vallée

A diferencia de muchos de los artistas de tu generación, no decidiste exiliarte. ¿Por qué?


Ernesto Leal: Handwriting - François Vallée

¿Qué representa Cuba en tu vida y en tu arte?


Ernesto Leal: Handwriting - François Vallée

Galería


Ernesto Leal – Galería.




Sandra Ceballos: “El arte cubano no existe” - François Vallée

Sandra Ceballos: “El arte cubano no existe”

François Vallée

“El arte no tiene nacionalidad, ni sexo, ni raza. Es un idioma que todos entienden porque sale de la esencia, de la tripa cerebral y la condición humana. El arte es el mejor ciudadano del mundo. Todo lo que sea arte es bueno; lo que no es bueno, simplemente no es arte. Las valoraciones dentro del arte no son más que vulgares eructos subjetivos”.


Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.