#tallercomplementario con Harold Ramírez Veliz

Presentación 1/12 del #tallercomplementario con estudiantes de arte: un ejercicio tipo encuesta sobre algunas cuestiones de la trama formativa. Esta vez he seleccionado a Harold Ramírez Veliz.




La enseñanza artística promueve el canje de ideas como lógica de asesoramiento. ¿Qué hay con someter a crítica tus propuestas?

Eve, yo creo que el intercambio de ideas siempre va a ser positivo y que de alguna manera beneficia al estudiante; solo hay que tener mucho tacto a la hora de saber con qué “quedarse” de lo que se discuta o se plantee en una crítica.

Ah, muy importante: “no fundirse”. Sencillamente nadie tiene la verdad.

Se especula sobre una mayor vulnerabilidad del alumnado al plagio. ¿Es algo que tengas en cuenta?

No, nunca lo he tenido en cuenta, ni siquiera me había pasado por la mente. No creo que yo tenga ideas tan buenas como para que otros se interesen en ellas.


Harold Ramírez Veliz, La fatiga aumenta, 2019-2020.

Harold Ramírez Veliz, La fatiga aumenta, 2019-2020.


¿Te interesa comentar algún proyecto de obra o exposición? ¿Dónde te gustaría mostrarlo? ¿Qué repercusión esperas?

Ahora estoy terminando un grupo de piezas que me gustaría exponer en la galería del ISA cuando reabra la universidad, es muy probable que la muestra se titule Dos milímetros de menos. La exhibición estará conformada por la serie de fotografías Un dulce engaño, el video Voz de vidrio, la serie de pinturas Contando los huesos y la instalación El color de nadie. De alguna manera es una continuación de la exposición Un puñado de polvo, y de la instalación Duerme el placer.

También estoy trabajando en el proyecto De la niebla un velo, que me cuadraría presentarlo en un espacio que sea amplio (estoy pensando en la sala “L” del Centro de Desarrollo, u otro con características similares). Serían unas tres piezas: el conjunto de videos Pasa o parece, la escultura La herida perfecta y la serie de fotografías Una sombra cualquiera.

Por último, me gustaría comentarte que continúo concentrado en la serie La fatiga aumenta (tinta sobre cartulina), que vengo realizando desde el año pasado; ya tengo hechas casi 15 libras de dibujos. Más adelante me interesaría hacer una muestra con ellos, bajo el título La imagen lejana, en algún espacio relativamente pequeño donde las paredes no estén interrumpidas por ventanas ni puertas. Estoy pensando en algo así como la galería del Pabellón Cuba, pero pudiera haber otro. Eve, en cuanto a la repercusión, sinceramente no sé ni qué decirte… Yo no soy nadie.


Harold Ramírez Veliz (Jaruco, Mayabeque, 1997).

Harold Ramírez Veliz (Jaruco, Mayabeque, 1997).




Dayneris Brito

#notificaciónsinleer de Silent Specific

Evelynn Alvarez

“Somos conscientes de que Silent Specific no cambiará nada, ni mucho menos solucionará o transformará la realidad cubana de ahora. Pero de algún modo encontramos en esa realidad paralela que son las redes sociales una vía de aproximación y una brecha para aprovechar la coyuntura y aterrizar la utopía”.


1 Comentario
  1. Definitivamente tenía que ser el primero, Harold es un artista sin miedo, a ese chamaquito le doy 10 añitos para que lo conoscan en el mundo, porque Cuba le queda chiqita. Evelynn, te felicito por la buena elección

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.